Víctor Sarnaglia se presentará ante los fiscales que imputaron a Serjal y a Ponce Asahad por la aparición de un papel que podría relacionarlo con el cobro de coimas.


El jefe de la policía de Santa Fe, Víctor Sarnagrlia, se pedirá licencia para que lo investiguen por presuntas coimas en el marco de la causa por extorsiones y juego clandestino que ya provocó la salida del fiscal Gustavo Ponce Asahad, y de su jefe, Patricio Serjal.

La escandalosa causas que dejó contra las cuerdas al sistema judicial provincial, sigue teniendo repercusiones. Es que en el marco de la investigación apareció un papel en el que se habla de supuestas coimas para un tal “Sarna”, y pese a que nadie lo acusó formalmente, Sarnaglia decidió apartarse temporalmente de la fuerza para que la Justicia determine de quién se trata.

“Vamos a tener un gasto de 20K por mes x sala. Se lo vamos a dar en 10 k por mes a cada comisario para que se lo reparta con los jefes de insp y orden y los otros 10 K por mes son para Sarna. Después también hay como otros 10 K por mes que serían los gastos de la federal, la fiscalía y otros Monos. En general cada sala tendría un gasto de 30 K por mes”, dice el papel de puño y letra que fue secuestrado a la secretaria del imputado Leonardo Peiti, según publicó Aire de Santa Fe.

Desde hace tiempo existen cortocircuitos entre Victor Sarnaglia y Marcelo Sain

La referencia a las “salas” es a los cerca de de 80 casinos clandestinos que operaría la banda en Rosario. En cuanto a “sarna”, la sospecha es que podría tratarse de Sarnaglia, pero por ahora los fiscales a cargo de la causa, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, no habían avanzado en esa línea.

El mencionado sitio informó que Sarnaglia se presentará ante los fiscales rosarinos y planteará que el organismo específico de la investigación sobre juego clandestino no corresponde al área a su cargo como jefe de la Policía, sino que depende de la Subsecretaría de Investigación Criminal que a su vez depende del Ministerio de Seguridad a cargo de Marcelo Sain, con quien mantiene una disputa personal.

Pero sobre todo hará hincapié en la necesidad de aclarar su situación personal y en el plano policial, considerando que estas sospechas afectas su honor y honestidad. Además, desde el entorno de Sarnaglia aseguran que el único que lo llama “sarna” es Sain, por lo que podría plantear que está siendo víctima de una operación de desprestigio.




Comentarios