El túnel subfluvial que une las capitales de Santa Fe y Entre Ríos quedó cerrado durante 2 horas este sábado debido al intenso viento que trasladó el humo de los incendios en las islas, según informaron fuentes oficiales.

Varios focos en sectores con pastizales ubicados del lado de la provincia se convirtieron en la base de columnas de humo "que redujeron la visibilidad", lo que llevó a la concesionaria a interrumpir el paso vehicular desde las 15.30 hasta las 17.30, destacaron los voceros.

"Lo que sucedió hoy es que las chispas cruzaron y en un momento tuvimos fuego de ambos lados, tal es así que la mitad del parquizado del túnel ya se quemó", dijeron a Télam fuentes de prensa del corredor vial.

"El fuego comenzó al mediodía en la zona de islas y se nos fue más sobre las cabinas del peaje esta vez", contó un vocero oficial desde el lugar.

En esa línea, señaló que "el fuego avanzó casi mil metros hasta un puente aliviador, por lo cual en las últimas 2 horas el tránsito en la ruta permaneció cortado porque el humo hacía imposible circular".

"La mano que va de Paraná a Santa Fe está cortada porque las autobombas están ubicadas ahí trabajando y lo que se hizo ahora es un bypass que permite que los autos que vienen de Paraná pasen en contramano de a 20 y luego se larga el lado de Santa Fe para que crucen también", resaltó.

"Es la mejor forma de garantizar el tránsito sin problemas porque la situación es muy complicada", sostuvo.

"Ahora paró el viento, eso puede ayudar un poco, pero en principio, las tareas están dirigidas a controlar el fuego y alejarlo del túnel para que no nos obligue a cortar, más ahora en la noche que se dificulta todo", finalizó.

Ocho dotaciones de bomberos trabajaban por la noche en el lugar más la dotación que la provincia de Santa Fe tiene estable en el túnel subfluvial "Uranga-Silvestre Begnis".

La Agencia de Seguridad Vial santafesina no descartó interrumpir el tránsito nuevamente si el humo volvía a ingresar a la conexión y reducir la visibilidad.