La mayoría de los casos registrados este lunes se dieron en Rosario, donde más temprano se confirmó una nueva muerte.


Horas después de confirmar una nueva muerte por coronavirus, el Gobierno provincial reportó este lunes que detectaron 33 pacientes nuevos en Santa Fe. Tal como viene ocurriendo en la última semana, la mayoría de los contagios se dieron en Rosario y ya son 970 los casos registrados durante la pandemia.

Luego de que el Ejecutivo nacional declarara a la principal ciudad del distrito como zona de circulación comunitaria, la Casa Gris advirtió que el escenario cambió drásticamente este mes. El secretario de Salud, Jorge Prieto, recordó que desde el inicio de la pandemia hasta el 1° de julio habían registrado 422 test positivos. De esta manera, el total se incrementó 129% en apenas 27 días. “No debemos en ningún momento aflojar la vigilancia epidemiológica, son medidas básicas de bioseguridad”, acotó.

Fuentes de la cartera sanitaria santafesina reportaron que en Rosario se sumaron 20 personas con COVID-19. Sobre ese total, 13 tuvieron contacto estrecho con otros enfermos y siete permanecen bajo investigación epidemiológica. A su vez, la Municipalidad agregó un nuevo clúster o grupo de pacientes al seguimiento diario y hay 787 habitantes bajo aislamiento preventivo.

En cuanto al resto de las localidades afectadas, las autoridades detallaron que recibieron cinco resultados positivos por hisopados de residentes en Casilda (dos vinculados a contagios previos), tres en San José de la Esquina. El resto corresponde a Zavalla, Helvecia, Santa Isabel, Villa Cañás y Venado Tuerto.




Comentarios