"Es la primera vez que desde Comercio Interior se fiscalizan industrias y proveedores. Se está trabajando con toda la cadena", indicaron desde la Provincia.


Funcionarios de la Secretaría Provincial de Comercio Interior y Servicios pusieron en marcha junto a gobiernos municipales y comunales santafesinos un intensivo control de precios de bienes esenciales, tras los aumentos de 2,5% y 4,5% autorizados según el rubro.

La directora Provincial de Promoción de la Competencia y Defensa del Consumidor, Maria Betania Albrecht, afirmó que “a partir del decreto 319 del gobernador Omar Perotti, la Provincia delegó en los municipios y comunas las facultades de control de precios y aplicación de normativas de comercialización y defensa del consumidor. Por eso es muy importante trabajar coordinados en todo el territorio santafesino para ser eficientes en la fiscalización y proteger el bolsillo de los consumidores”.

“Cuando se detecta un aumento que viene del sector mayorista, los gobiernos locales remiten las actuaciones a la Provincia para que podamos escalar en la cadena de comercialización. Es la primera vez que desde Comercio Interior se fiscalizan industrias y proveedores. Se está trabajando con toda la cadena”, agregó la funcionaria.

Según la Disposición 13 publicada por la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, se habilitan los siguientes márgenes de aumento según rubro: Lácteos y Frescos: 3%; Harinas, fideos, galletitas y panificados: 4%; Limpieza del hogar, Cocina y Bazar: 2,5%; Cuidado personal: 3,5%; Bebidas: 4%; Aceites: 4%; Infusiones: 4,5%; Arroz y legumbres: 4%; Conservas, dulces, endulzantes y encurtidos: 3%; Sopas, caldos, puré, aderezos, condimentos y snacks: 2%; Alimentos Congelados: 2,5%; Alimentos para mascotas: 2%.

Si bien existe una nómina de precios de referencia publicada por Nación, la normativa establece la obligatoriedad de mantener como máximo el precio que cada comercializador tuviera al 6 de marzo de 2020, aceptándose a partir del 14 de julio sólo las actualizaciones antes mencionadas.

Para establecer reclamos por aumentos desmedidos de precios o desabastecimiento de bienes esenciales, sigue disponible la línea del Gobierno de Santa Fe: 0800 555 6768 (opción 3). También pueden radicarse en las 25 oficinas municipales de información al consumidor que existen en la provincia.




Comentarios