El gobernador Omar Perotti dijo que los programas estatales fueron "clave en la primera instancia de la pandemia".


A siete meses del inicio de la gestión de Omar Perotti, el Gobierno de Santa Fe informó la inversión en asistencia alimentaria superó los 1.250 millones de pesos. Atravesada por la emergencia sanitaria, desde la Casa Gris destacaron la asignación de partidas específicas para niñez y la compra de otros insumos necesarios en relación a la prevención del nuevo coronavirus.

“La pandemia ha complicado y agudizado la situación social, exigiéndonos aumentar los esfuerzos para acompañar a los sectores más vulnerables que requieren nuestra ayuda”, remarcó el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Danilo Capitani. El funcionario reconoció en esta línea el aporte de organizaciones sociales, religiosas y otras no gubernamentales, así como el trabajo de municipios y comunas más allá del signo político de cada una.

Desde diciembre, el Ejecutivo repartió $ 414.526.000 a través de la Tarjeta Única de Ciudadanía (TUC). A este monto se le suman otros 218.306.000 pesos destinados a financiar la compra directa por parte de centros comunitarios, copas de leche y comedores populares. Por fuera de la cuestión alimentaria se emplearon $ 17.506.000 para acciones específicas en el cuidado de adultos mayores y fuentes oficiales subrayaron que el área de niñez recibió más de 350 millones de pesos.

Por su parte, Perotti insistió en que los programas de asistencia estatal fueron “clave en la primera instancia de la pandemia para que la gente no tenga que salir de su casa”. De esta manera se pudo “fortalecer el aislamiento y las redes de solidaridad en todos los barrios” de Santa Fe en paralelo con la entrega diaria de módulos alimentarios y kits de limpieza con las Fuerzas Armadas y voluntarios de otras organizaciones.




Comentarios