La Fiscalía dio a conocer el informe médico preliminar sobre el hijo de la mujer de 69 años que fue asesinada a golpes.


El hombre de 32 años acusado de haber matado a golpes a su madre en San Justo tiene “juicio desviado con ideas delirantes místicas“, por lo que se suspendió la audiencia imputativa prevista para este lunes. En cambio, las autoridades ordenaron su internación en un hospital psiquiátrico de la capital provincial.

El sospechoso identificado por sus iniciales como A. S. es el único bajo la mira de la Fiscalía en torno al asesinato de Dominga Rosa Romero de Sandoval (69). La mujer y su hijo compartían una vivienda ubicada sobre Cortada 57 al 1900 en el barrio Reyes, a 100 kilómetros al norte de Santa Fe.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron a Télam que la audiencia imputativa prevista para la mañana no pudo realizarse debido a que el detenido padece una alteración mental, como lo indican los informes realizados en el Hospital Mira y López.

Además la definición antes mencionada, los estudios arrojaron que “el sujeto es peligroso para sí mismo y para terceras personas“. De esta manera,
​los profesionales solicitaron un tratamiento con medicamentos.

Además, el fiscal Guillermo Persello explicó que “como la persona detenida no está en condiciones de afrontar la audiencia imputativa”, la jueza Rosana Carrara ordenó su internación con custodia policial en el mismo nosocomio hasta que se realice una junta especial de salud mental.

Desde el MPA confirmaron que la magistrada además pidió la intervención desde el fuero civil y notificaron al defensor de turno en la ciudad de San Justo para que adopte las medidas correspondientes.

A raíz del homicidio de la mujer también tomará cartas en el asunto el Ministerio de Salud santafesino para hacer un seguimiento del caso. El detenido convivía con su madre y en una casa cercana reside otra hija, quien dio aviso a la policía tras hallar el cuerpo este sábado cerca del mediodía.

La mujer recordó que el esposo de su mamá se encuentra internado en la ciudad de Santa Fe y apuntó desde el primer momento al hijo de 32 años como posible autor del crimen.




Comentarios