Dominga Rosa Romero de Sandoval murió luego de sufrir fractura de mandíbula y otras lesiones en la cabeza.


Una mujer de 69 años fue asesinada a golpes en San Justo y detuvieron a un hijo de la víctima por el crimen. El sospechoso había escapado hacia una zona rural cercana tras el hecho, según informaron este domingo voceros de la policía santafesina.

Los investigadores identificaron a la víctima como Dominga Rosa Romero de Sandoval, cuyo cuerpo fue hallado este sábado al mediodía en una vivienda sobre Cortada 57 al 1900 del barrio Reyes, a unos 100 kilómetros al norte de la capital provincial.

Según las autoridades, el médico policial que examinó el cadáver constató que la víctima presentaba un golpe y una herida en el lateral de la cabeza y que tenía la mandíbula fracturada. Los uniformados hablaron allí con su hija y ella explicó señaló a uno de sus hermanos de 32 años como posible autor del crimen tras confirmar la muerte de su madre.

Por otra parte, la joven entrevistada apuntó que el hombre estaba en la casa de unos familiares en la zona rural de San Bernardo, ubicada 15 kilómetros al sur de San Justo.

Con esa información, agentes de la Unidad Regional XVI de la lograron detenerlo y ponerlo a disposición del fiscal Guillermo Persello, del Ministerio Público de la Acusación (MPA). De esta manera, se esperaba la audiencia imputativa para presentar las primeras pruebas en torno al delito de homicidio agravado por el vínculo.




Comentarios