Tenía 23 años y había sido atacado el 7 de mayo pasado.


Un joven de 23 años murió en las últimas horas en un hospital Cullen luego de permanecer internado en terapia intensiva desde el 7 de mayo, cuando fue baleado en un barrio del noroeste de Santa Fe, informaron este lunes voceros policiales.

La víctima fue identificada por las fuentes como Rubén Bocca (23), quien había sido atacado a balazos el 7 de mayo por la noche en San Lorenzo al 7000, de barrio San José.

Bocca estaba tirado en el piso con una herida de revólver calibre 22 en la zona abdominal, situación que los vecinos informaron a la policía.

El herido fue trasladado hasta el hospital José María Cullen, donde fue intervenido quirúrgicamente y derivado en grave estado a la sala de cuidados intensivos hasta que ayer a la tarde murió.

Respecto del autor del ataque, los vecinos que convocaron a la policía no aportaron datos, y coincidieron en declarar que escucharon disparos y al salir a la calle hallaron al joven herido pero no observaron la presencia de nadie más.




Comentarios