El ministro de Desarrollo Social de Perotti fue uno de los más críticos funcionarios al rechazo en Diputados de las leyes de emergencia.


El día después del rechazo en la Cámara de Diputados a las emergencias solicitadas por Perotti en materia social, alimentaria y sanitaria; económica, fiscal y financiera y en seguridad; sumó críticas del gabinete del Gobienro de Santa Fe a la oposición.

El ministro de Desarrollo Social, Danilo Capitani, dijo este martes que “lamentablemente primó más la cuestión política partidaria, que la situación que realmente estamos viviendo los argentinos y santafesinos”.

“A 10 días de gobierno, no tenemos las herramientas que necesitamos para trabajar y estar del lado de la gente lo más rápido posible“, señaló el ministro en diálogo con LT8.

Capitani lamentó luego que el Frente Progresista, Cívico y Social “haya preferido quedarse con un posicionamiento político mezquino, en función de sus intereses partidarios”.

El funcionario provincial se quejó que el socialismo “hiciera oídos sordos, que no haya visto lo que está pasando afuera, que hoy tengamos la imposibilidad de asistir en modo inmediato a cubrir las necesidades de los santafesinos”.

Por su parte, el ministro de la Gestión Pública de Santa Fe, Rubén Michlig, expresó que el rechazo de la Cámara de Diputados a la ley de Emergencia, fue tomado “con mucha preocupación por el gobierno provincial”.

“Esto significa negar herramientas de orden administrativo, presupuestario y financiero que permitan salvar esta situación económica y fiscal que tiene la provincia. Que el nivel de actividad económica recupere la recaudación y permita equilibrar el déficit fiscal”, explicó.

Y luego remarcó: “Haber negado la realidad de la situación y el otorgamiento de medidas para cerrar la situación, la verdad, es preocupante”.

Para Michlig, el hecho de no contar con la ley de Emergencia “no solo afecta al Ejecutivo provincial, sino al conjunto de proveedores y contratistas del Estado, a la masa de empleados, a municipios y comunas, a todos aquellos sectores que tienen relación directa con el gobierno provincial”.

En tanto, el diputado provincial socialista Pablo Farías dijo que el gobierno de Perotti iniciará el año “con una ley tributaria que les permitirá hacer una planificación de los recursos en base a una estructura de recaudación mucho mayor que la de 2019, porque los impuestos se han actualizado”.

Farías señaló además que por “los cambios impositivos a nivel nacional, según algunas consultoras privadas, estiman que el incremento en recursos que la provincia de Santa Fe recibirá de la Nación será de más 15 mil millones durante el 2020”.

“Con lo cual -explicó-, el gobierno provincial tendrá un montón de herramientas y recursos para atender todas las necesidades. No es cierto que el Estado santafesino no pueda hacer frente a todas las necesidades inmediatas, que no puedan atender la emergencia social?, finalizó.




Comentarios