Gabriel Otte ya no usa respirador y abrió los ojos este jueves por la noche.


Los médicos que supervisan la salud de Gabriel Otte, el comerciante apuñalado el miércoles durante un raobo en su negocio de barrio Recoleta, mencionaron este vieres de una evolución favorable en la salud del paciente.

Tras dos intervenciones quirúrgicas y al extracción de bazo, en las últimas horas le quitaron el repsirador artifical y respondió favorablemente a dicho estímulo.

De hecho este jueves por la noche Otte despertó, confirmó Juan Pablo Poletti, director del Hospital Cullen, donde el paciente permanece internado. Por el momento el hombre mantiene soporte de oxigeno, auqnue no volvió a requerir de respirador.

Imputado

Mientras se sigue de cerca la salud de la víctima, este viernes fue imputado el agresor de Otte. Se trata de Kevin Epíndola, el joven de 18 años que ingresó al negocio de ropa deportiva en Obispo Gelabert al 2500, atacó al comerciante en un intento de asalto y huyó.

La causa está en manos de la fiscal Cristina Ferraro que llevó a audiencia al muchahco y logró que el juez Rodolfo Mingarini lo imputara de los delitos de tentativa de robo calificado (por ser cometido con arma) en concurso real con tentativa de homicidio calificado criminis causae (por ser cometido para consumar otro delito).

El imputado intentó dar muerte intencionalmente al propietario del negocio. Lo hizo para consumar el apoderamiento ilegítimo de mercadería y del teléfono celular de la víctima”, explicó la fiscal y agregó que “utilizó un cuchillo tipo faca cuya hoja tiene 16 centímetros de largo y 3 centímetros de ancho para lograr sus objetivos, los que finalmente no consiguió por circunstancias ajenas a su voluntad”.

Sobre el atacante, Ferraro dijo que “le pidió a la víctima que le entregara su teléfono celular. Como se resistió, el imputado lo hirió en forma múltiple con el arma blanca”. “Previamente, la otra persona que estaba atendiendo en el negocio, salió corriendo para pedir ayuda. Por su parte, el herido también pudo irse del local y se dirigió a la sede de la Policía Federal que está a unos metros del lugar”, indicó.




Comentarios