Un alvearense había montado una empresa criminal en Chubut para robar cables y llevaba a sus hijos a cometer los ilícitos.

En el último de los robos un de sus hijos de 16 años murió electrocutado pero intentaron desviar la investigación asegurando que el incidente se produjo en la casa.

Sin embargo en el transcurso de la investigación se descubrió que la descarga eléctrica que mató al adolescente ocurrió mientras intentaban robar cables de cobre en el parque eólico en Comodoro Rivadavia.

Ahora Sergio Omar Miranda está con prisión preventiva y enfrenta cargos por homicidio.

Una empresa criminal

El hecho se produjo el 19 de marzo, el menor recibió un fuerte choque eléctrico y falleció. En la familia aseguraron que el joven estaba descalzo y cuando fue a cargar un celular recibió la descarga que terminó siendo fatal.

Los dichos de la familia Miranda no convencieron a la fiscalía y la investigación arrojó luz sobre los hechos.

El fiscal Cristian Olazábal relató a ADNSUR que la imputación del padre del menor “no fue inesperado”  porque la muerte ya era dudosa desde un principio y después fue confirmada con la autopsia.

Los médicos forenses pudieron establecer que las lesiones que presentaba el cuerpo “no eran compatibles con una descarga domiciliaria”, publicó el portal sureño.

Una vez que obtuvieron los datos forenses unieron lo sucedido a un apagón que hubo en una zona del parque eólico, de un transformador”, agregó el fiscal.

La fiscalía logró establecer que el adolescente había concurrido a robar cables de cobre y se produjo el desenlace fatal.

“Miranda había conformado una empresa criminal valiéndose de menores para cometer ilícitos” dijo el fiscal Olazábal al portal Crónica de Comodoro Rivadavia, tras la audiencia en la que se confirmó que el imputado continuará con prisión preventiva

Olazábal también aseguró que el alvearense salía a robar cables con sus dos hijos y también había otro joven menor de edad.

Sergio Omar Miranda enfrenta cargos por homicidio en ocasión de robo pero las evidencias y elementos de prueba llevarían a que “se potencie la alternativa de robo en despoblado y en banda con el agravante de la participación de menores de edad en concurso ideal con homicidio culposo”, indicó la fiscalía al portal Crónica.

Enfrenta una pena que puede ir de los 6 años a los 8 años de cárcel.