Sin escrúpulo alguno, delincuentes desvalijaron un comedor comunitario en el barrio El Molino. El atraco ocurrió en la madrugada del jueves y fue denunciado cerca de las 10 de la mañana cuando arribaron los voluntarios al lugar y se encontraron con el panorama desolador.

De acuerdo a la información policial, los delincuentes forzaron la puerta trasera del salón en el callejón Los Laureles y sin impacientarse fueron recogiendo el botín hasta dejar el lugar vacío.

Los ladrones se llevaron dos alacenas, ollas y utensilios de cocina, una garrafa de 10 kilos y también los banquitos de madera y de caño que tenían para sentarse a la mesa.

La denuncia ingresó en la Comisaría 38 y se inició una causa por robo.