El dueño de un campo encontró a un cachorro de puma y lo entregó a Policía Rural. El animal ya fue trasladado por personal de Recursos Naturales al Ecoparque en Mendoza.

El animal fue descubierto en un campo de Las Paredes en San Rafael a principios de semana. El dueño de la propiedad lo encontró cerca de una picada por la mañana y ese día, al caer la tarde, cuando regresaba a su casa. lo volvió a ver en el mismo lugar.

Junto con un obrero lo cargaron en la camioneta para llevarlo a un lugar seguro y luego le dieron aviso a Policía Rural.

“El animal estaba en muy mal estado, al parecer llevaba bastante tiempo sin comer porque se lo veía muy delgado, no fue difícil ponerlo en la jaula para transportarlo”, comentó el oficial Mario Hassar, jefe de Policía Rural en San Rafael.

Algo debe haber ocurrido con la madre porque es un cachorro y estaba solo. Después el hombre se manejó con mucha cautela ya que es un animal que genera conflicto con los prodcutores ganaderos porque es un predador natural y muchas veces sus presas son el ganado”, agregó Hassar.

El puma, de alrededor 3 meses de edad, quedó a resguardo de guardaparques en la base de Monte Comán y en la mañana de este viernes personal de Fauna de Recursos Naturales lo trasladó a Mendoza para iniciar el proceso de rehabilitación.

El animal tiene unos tres meses de edad.

En mal estado

Además de la delgadez del puma cachorito, que se podía apreciar a simple vista, también tenía signos evidentes de deshidratación.

El animal se encuentra a nuestro cuidado y lo primero que se hace una evaluación sanitaria completa por nuestros veterinarios para conocer en que estado se encuentra. Por un lado está la parte clínica y también hay exámenes para ver su estado óseo por ejemplo para ver si tiene o no mutilaciones”, comentó Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales de Mendoza.

Por ahora está aislado para que tenga el menor contacto con las personas porque eso influye después en una posible reintroducción en su hábitat”, agregó Melchor.

Todo un desafío

Todo un equipo de especialistas trabaja en la recuperación de los animales en el Ecoparque y del puma rescatado en San Rafael en particular.

Sin embargo la tarea clínica hasta sería la más fácil ya que trabajar para enseñarle a desenvolverse en un ambiente natural  y lograr su reinserción, no es nada sencillo al punto tal que no existen antecedentes o protocolos de como llevarlo a cabo.

Se trabaja con científicos y especialistas para su recuperación, no es algo sencillo ya que el animal es una especie que le decimos paraguas, es un predador natural que está al tope de la cadena, en estas zonas”, sostuvo Sebastián Melchor.

“Hay que buscar alternativas para su reinserción sino es un animal condenado al cautiverio. Entre las presiones que tiene es una especie que está sometida a la caza clandestina o la venta ilegal. También los incendios de campo o el avance del hombre y la cría intensiva de ganado que se ha expandido, todo eso provoca un conflicto con esta especie porque como predador, sus presas habituales se corren y entonces está el ganado y la facilidad de estos animales de ser cazados”, agregó el director de Recursos Naturales.

“Lo que se debe lograr (a futuro) es la convivencia”, insistió Melchor.

Perro pastores

Para abordar este conflicto que genera pérdidas para el productor ganadero y un gran problema de conservación para la diversidad de carnívoros silvestres, Recursos Naturales Renovables trabaja junto a la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS es su sigla en inglés de Wildlife Conservation Society) en un programa de entrenamiento que utiliza perros mestizos, cruzas de razas genéticamente seleccionadas, para que sean perros pastores.

Es un método disuasivo para los animales predadores, como los pumas, y a la vez permite proteger la fauna silvestre.

Otra herramienta que se propone es la utilización de disuasivos que actúan inmediatamente en el depredador por estímulos disruptivos, interrumpiendo el normal comportamiento del animal al provocarle neofobia, irritación o pánico. La sensibilidad que frecuentemente poseen los carnívoros frente a cambios inusuales en su ambiente intima al animal a no acercarse a un sitio determinado evitando el uso del área que se pretende cuidar. Los disuasivos pueden ser sonoros, visuales, químicos olfativos y gustativos.

La Dirección de Recursos Naturales Renovables recuerda a la población que los animales de fauna silvestre no pueden recibir el trato de las mascotas. Por esta razón, el comercio y tenencia, sin acreditar procedencia legal, están prohibidos por la ley de fauna silvestre.

El hostigamiento y otros delitos contra la fauna silvestre están penados con multas que van desde $2.223 a $222.225 según la gravedad del hecho.