Los timadores profesionales concretaron una nueva estafa en San Rafael. Esta vez la víctima que cayó en el remanido cuento de “hay que cambiar los billetes” fue una anciana de 80 años. Los estafadores se alzaron con más de $100.000.

//Mirá también: Condenado por enviar videos con imágenes de abuso sexual infantil

La estafa se consumó el jueves cerca del mediodía. La anciana recibió un llamado telefónico y la mujer al otro lado de la línea la convenció de que era su hija.

Una vez que entró en confianza la estafadora le dijo que un amigo iría a la casa para retirar el dinero, ir al banco y cambiar los billetes.

Tan solo unos minutos después un hombre golpeó a la puerta y la anciana le entregó confiada todos los ahorros.

Al ver que el desconocido no volvió más y ahora si aparecieron los familiares, saltó que todo se había tratado de un engaño.

//Mirá también: Reclaman medidas urgentes para enfrentar la “mega sequía” que aqueja a Mendoza

La denuncia ingresó en la Comisaría 8 y se abrió una causa por estafa.