En plena campaña electoral, San Rafael tuvo su almuerzo de las fuerzas vivas que organizó la Cámara de Comercio local.

Como es costumbre, los protagonistas excluyentes de la jornada fueron el presidente de la entidad, Nicolás Martínez por un lado y el gobernador Rodolfo Suárez por el otro.

//Mirá también: Emir Félix presentó en sociedad una ambulancia que envió la Nación y le tiró un palito a Ana María Nadal

Emir Félix también dijo presente en el evento pero asumió un rol protagónico 48 horas después.

El intendente sanrafaelino no ahorró críticas ni para Martínez, por su discurso tan “liviano”, ni tampoco para Rodolfo Suárez ya que aseguró “no trajo ningún anuncio para San Rafael”.

El aspecto posivito que remarcó el jefe comunal, lo utilizó para chicanear aún más al mandatario mendocino. “Lo positivo es que vino el Gobernador” lanzó Félix, y luego de un milésimo segundo de pausa tiró “es la tercera vez que viene desde que asumió, lo considero muy poco”.

Discurso liviano

El cacique justicialista realizó un análisis sobre lo que aconteció en el salón Alto Belgrano durante el almuerzo de las fuerzas vivas el sábado pasado.

En diálogo con LV4 Radio Nacional San Rafael el intendente consideró que el discurso de Nicolás Martínez “tiene que ver con la realidad general del país, la provincia y el departamento pero creo que quedamos en falta en cuanto a los pedidos concretos que hay que hacerle al gobernador”.

“El mensaje del presidente quedó en la intrascendencia por cubrir demasiados temas pero no tener exigencias en concreto”, agregó.

Para redondear su opinión sobre los planteos que formuló la cámara empresaria, afirmó que “fue demasiado liviano, benevolente, es una lástima porque las inequidades están a flor de piel, se ven”.

Sin piedad con Rodolfo Suarez

Al analizar las palabras del mandatario provincial, Félix aseguró que “se confirma el ninguneo y humillación a San Rafael” lo que según consideró se puede apreciar en las cifras que mencionó el gobernador: “Mencionar inversiones en el orden de los 17 millones cuando se está ejecutando un presupuesto de $265 millones muestra la prácticamente nula actividad del gobierno en San Rafael”.

“El gobernador habló que nunca se detuvo la obra, pero le puedo avisar que no hay ninguna en San Rafael en este momento”, espetó.

El intendente enumeró una serie de falencias del gobierno mendocino en el departamento como los problemas con Osep, las diferencias en el precio del boleto del transporte público con el Gran Mendoza “pagamos el doble, afirmó, y también hizo mención la “situación desastrosa de Aysam” por la falta de inversión.

La inequidad es gravísima” consideró Félix y le atribuyó esa situación a que Suárez conduce “un gobierno capitalino extendido, con una falta de interés por el Sur”.

Los intendentes del Sur no se salvaron

Como remate, el jefe comunal sanrafaelino disparó con munición gruesa tanto a Suarez como a sus pares de General Alvear y Malargüe, Walther Marcolini y Juan Mnuel Ojeda, ambos integrantes de Cambia Mendoza.

//Mirá también: Almuerzo de las fuerzas vivas: la Cámara de San Rafael también pidió “ajuste” a la clase política

Con tono de crítica irónica, Emir Félix sentenció: “No se puede decir que el gobierno discrimina a San Rafael porque hay un gobierno de otro color político, no es así, porque le hace lo mismo a General Alvear y Malargüe, pero cuenta con el silencio cómplice (de los intendentes), partidario, en un momento lectoral, sino seguramente se manifestaría más firme”.

“Es un problema cultural de un gobernador y equipo de gobierno que no tiene una visión de lo que pasa en el interior lejano de la provincia. La realidad concreta es que no hubo anuncios para San Rafael, no hubo”, cerró el intendente la charla con la radio sanrafaelina.