Mauro Páez llegó a La Voz Argentina desde General Alvear. Con su interpretación de “Lo saben mis zapatos” logró que Soledad Pastorutti y Ricardo Montaner se dieran vuelta, pero se quedó en el equipo de Montaner para continuar su camino en el programa. Todos valoraron el color de su voz.

//Mirá también: Esperanza Careri está dentro de lo mejor de La Voz a nivel mundial

Mauro contó que empezó cantando temas de Ricardo Arjona y que si bien arrancó con su pasión por la música a los 12 años, fue desde los 15 ó 16 que la música empezó a ocupar un lugar más importante en su vida.

Actualmente trabaja en una distribuidora y si bien no canta en el trabajo, admite que los clientes le cuentan que ven sus videos en YouTube.

En la previa a la audición a ciegas señaló que los cuatro equipos son excelentes, pero confesó su admiración desde chico por Montaner y por Soledad Pastorutti.

En las devoluciones, los hermanos Mau y Ricky dijeron que no se dieron vuelta porque Mauro tiene una voz muy parecida a la de Pablo López, intérprete de “Lo saben mis zapatos”, y si bien les gustó la canción la escucharon muy parecida a la versión de López. “Tenés una voz preciosa”, agregó Lali, quien tampoco había girado la silla.

Por su parte, “La Sole” valoró que la voz del alvearense le llegó al alma aunque reconoció que en la presentación hubo algunos tropezones. Y Ricardo Montaner aseguró que le tocó el vértice melancólico de su corazón.

Así, este muchacho que en 2019 se tomó el colectivo hacia la Ciudad de Mendoza y se presentó en el casting con su guitarra después de cuatro horas de cola es el quinto mendocino que se mete en La Voz Argentina.