La paralización de los eventos sociales desde que se desató la ola de coronavirus perjudicó enormemente a los trabajadores del rubro de la fotografía.

Sin embargo, pese a los avatares que debieron afrontar desde marzo de 2020, y todavía continúan, dos fotógrafos se lanzaron a una misión solidaria. Realizan sesiones de fotos y todo lo que logren reunir va destinado a un merendero del barrio Constitución.

//Mirá también: La Voz Argentina: Emanuel Rivero Famá pasó la primera batalla y sigue en el programa

Las sesiones están abiertas a personas individuales, parejas, familias o cuantos desee tener un recuerdo para toda la vida. Tienen un valor muy accesible y ese dinero es entregado en su totalidad al merendero San José que atiende a unos 90 niños en San Rafael.

Federico Froullet y Jorge Méndez montaron el estudio NN en febrero de 2020 y tan solo un mes después debieron cerrar por el comienzo de la cuarentena.

En el último año y medio se las rebuscaron como pudieron “para sobrevivir” y lo siguen haciendo, pero eso no les impidió lanzarse en esta campaña solidaria para ayudar a niños que “no tienen para comer”.

La iniciativa de Federico Froullet y Jorge Méndez para ayudar al merendero San José fue muy bien recibida por la comunidad. Gentileza estudio NN

Ha sido todo muy difícil en este último año y medio pero tratamos de sobrevivir y cuando mirás a tu lado y ves a chicos que no tienen ni para comer, por un lado te das cuenta de tantas cosas que tenés y no las valorás, y por otro lado no te podés quedar sin hacer nada para ayudar a esos niños”, contó Federico Froullet.

Siempre se puede colaborar

Después de enterarse la inmensa labor social que llevan adelante las mamás que atienen el merendero San José, Federico y Jorge pensaron en aportar un granito de arena en ese mar de necesidades.

“Se viene el Día del Niño y viendo todo lo que hacen en el merendero pensamos en cómo ayudar desde nuestro lugar y salió está iniciativa de las sesiones de fotos”, agregó el fotógrafo.

Federico y Jorge comenzaron pensando en que si lograban reunir los fondos de unas 30 sesiones quedarían más que satisfechos.

Pero la iniciativa que comenzó la semana pasada toma cada vez más preponderancia y “estamos dando turnos entre las 15 y las 18 todos los días. Son sesiones cortas, de unos 15 minutos y tienen un valor muy accesible. La idea es que la gente se lleve un lindo recuerdo, unas 20 fotos más o menos, y de paso colabore con los niños”, detalló Federico.

//Mirá también: A mediados de agosto entra en vigencia la SUBE

Las sesiones se realizan en el estudio de NN fotografía en 9 de Julio 602 de San Rafael y los interesados pueden contactarse con los fotógrafos a través del celular de Jorge Méndez  2604 345640 o al teléfono de Federico Froullet 2064 559881.

“Soy un convencido que todo lo que uno pueda dar, después lo recibe de alguna forma, independientemente del dinero. Cuando ves que podés ayudar a niños que no tienen para comer, reconforta mucho y eso vale mucho más que el dinero”, finalizó Froullet.