El cruce entre el Municipio de San Rafael y el Gobierno mendocino por la aplicación de mayores restricciones en el departamento sureño tuvo un nuevo capítulo.

El intendente Emir Félix volvió a pedirle al gobernador Rodolfo Suárez que tome medidas en San Rafael para frenar la ola de contagios y reducir el preocupante número de fallecidos que registra el Sur en los últimos días.

//Mirá también: Las restricciones que solicitó Félix para San Rafael

La insistencia de Félix no es casual, se produjo 24 horas después del deceso de Ricardo Vergara, presidente del Consejo Deliberante y hombre de su extrema confianza.

Entre las disposiciones que solicitó el cacique sureño se sobresale el regreso a la virtualidad en la escuela secundaria, la no obligatoriedad de asistencia en la escuela primaria, extensión de compras por DNI a los fines de semana y la suspensión de competencias de deportes de contacto, entre otras.

También cuestionó la falta de recurso human y material en el hospital Schestakow.

El pedido ya lo había formulado una semana atrás Emir Félix y la respuesta del mandatario mendocino llegó, también por carta, el viernes 7.

Ante esa respuesta, el jefe comunal volvió a la carga una vez más con la puesta en marcha de más medidas restrictivas en San Rafael remarcando que no existe “similitud epidemiológica” entre el Gran Mendoza y el resto de la provincia.

“Dicha apreciación no contempla las desigualdades respecto a oferta sanitaria, disponibilidad de camas en el sector público y privado ni tampoco el inquietante aumento de decesos”, detalló.

También aseguró que la realidad de muchos sanrafaelinos es que, “aún con cuadros de neumonía bilateral, se encuentran en sus casas provistos de oxígeno, lo que acrecienta la posibilidad de que sus cuadros clínicos se agraven”.

Al mismo tiempo Félix expuso problemas operativos que hoy tiene el Schestakow, especialmente por falta de recurso humano y abastecimiento de oxígeno.

Por otra parte, el Intendente recordó que, al igual que otros jefes comunales, consideró insuficientes las medidas vigentes desde el 3 de mayo, lo que le hizo saber al ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez. “Propuse medidas alternativas que no fueron tenidas en cuenta”, señaló.

Sobre las clases presenciales el jefe comunal le contestó a Suárez con datos sobre el presentismo: “La asistencia que usted ubica entre el 20 y 50 por ciento, en la realidad no supera el 20 por ciento”.

“A la falta de garantías que tienen los padres sobre la seguridad de sus hijos en las escuelas, se suma la angustia que les genera la no justificación de la inasistencia, además de no poder optar por la virtualidad”, agregó Félix.

//Mirá también: Rodolfo Suarez le respondió a Emir Félix y le pidió esperar los resultados de las últimas medidas

En cuanto a las salidas por DNI para realizar comprar el Intendente considero que no extenderla a viernes, sábado y domingo “es una medida incompleta” que “no ha generado otro resultado que una alta concentración en supermercados y grandes comercios los fines de semana”.

Por último, Félix sostuvo que “entiendo que su postura es de resguardar la economía: ninguna de las medidas que he solicitado afecta a la misma. Estoy convencido que, en la lucha contra el coronavirus, son claves las decisiones anticipadas por parte del Estado, para no ir detrás de hechos consumados que se traducen en más contagios y consecuentemente más muertes”.