Alejandro Gullé, procurador de la Corte, no se quedó callado y le salió al cruce a Emir Félix, intendente de San Rafael, y justificó el nuevo régimen laboral de en las fiscalías.

El jefe comunal había cuestionado con dureza la resolución de Gullé de aplicar un régimen laboral semipresencial en todas las fiscalías de la provincia que implicará 15 días en las oficinas y otros 15 días de trabajo virtual.

“El intendente no ha entendido la resolución. De ninguna manera los fiscales dejan de trabajar. Este trabajo en espejo de 15 por 15, busca prevenir que no nos ocurra lo que nos pasó hace una semana que tuvimos que cerrar una oficina fiscal por que se contagió una persona y hubo que aislarlos a todos”, explicó el jefe de los fiscales en Mendoza.

“Esto no puede pasar porque somos un servicio esencial. Por eso trabajar en grupos de 15 por 15 permite que si se infecta una persona, sale ese grupo y entra el que estaba en su casa, y el grupo del infectado pasa a trabajar en su casa. Esto no quiere decir que los que están en sus casas no trabajan, sí trabajan, pueden ingresar en las causas y cargar declaraciones, pueden hacer todo”, afirmó Gullé.

Fuente: Diario UNO