Ante el duro golpe que significó para la familia de Florencia Peralta la liberación de Damián Ortega, el único imputado por el asesinato de la mujer policía en septiembre de 2016, la madre de la víctima tomó la decisión de cambiar de representante legal.

Alejandro Cazabán, el defensor de Julieta Silva en el juicio por la muerte de Genaro Fortunato y también precandidato a la intendencia de San Rafael por el Frente Renovador, es el abogado querellante que buscó Graciela Bianchi, la mamá de Florencia.

Damián Ortega está imputado por la muerte de Florencia Peralta

Ortega fue liberado la semana pasada después de dos años y seis meses de permanecer con prisión preventiva. La decisión del tribunal fue en concordancia con la sugerencia de la Suprema Corte de Justicia mendocina que solicitó que esa medida no supere los dos años para no vulnerar el principio de inocencia.