La causa por el saqueo al camión que desparramó toda la carga, unos 20.000 kilos de carnes, en plena ruta 143 recayó en el fiscal de Instrucción Martín Castro.

Castro comenzó con la tarea de individualización de las personas que literalmente limpiaron el lugar en poco más de una hora cargando las reses en camionetas, camiones o llevando lo que podían hasta en una moto.

El incidente ocurrió el lunes a primera hora de la mañana en la ruta nacional 143 en las inmediaciones del distrito sanrafaelino de Real del Padre, justo a la salida del departamento de General Alvear.

Luego que el acoplado golpeó contra el guardarrail, el chofer perdió el control del transporte y mientras el camión quedaba atravesado en el camino, el térmico se desprendió y cayó al suelo repartiendo toda la carne por los alrededores.

"Está todo filmado y hay fotografías, estamos en el trabajo en la individualización y en la posterior citación de cada una de las personas para proceder a la imputación", comentó el fiscal en diálogo con Vibra FM (100.3).

Incluso, se pudo saber que uno de los que se encargó de tomar fotografías a las patentes de los vehículos fue uno de los gendarmes que estaba en el sitio del accidente. Pero además el fiscal se está nutriendo de fotos y videos que se viralizaron en las redes sociales.

Saqueo de carne del camión accidentado en la ruta 143

El fiscal fue contundente al calificar el accionar de los vecinos. Para Castro fue "una sustracción ilegítima de todo el cargamento de carne, porque gente que iba pasando decidió tomar las cosas que no eran de su propiedad, es un delito" y "que lo haga una masa de gente indeterminada no le quita la ilicitud al acto", expresó.

Como en el acto "no hubo fuerza en las cosas ni violencia en las personas y han aprovechado este infortunio para poder consumar su intención de querer quedarse con estas cosas", es que la causa fue calificada como "hurto calamitoso".