Ya hay dos disponibles y los otros dos están en el proceso de revisión y mantenimiento técnico.


Después de sorteado el conflicto salarial con los pilotos y el personal técnico, la empresa Aeronáutica de Mendoza (AEMSA) informó que ya están operativos dos aviones de los aviones de la lucha antigranizo y los otros dos están a punto de culminar con un proceso anual de mantenimiento por lo que estarán disponibles para combatir se presentan tormentas de riesgo.

Desde la empresa aeronáutica aseguraron que “los cuatro aviones estarán operativos la primera semana de noviembre”.

Además indicaron que cuentan con el material pirotécnico necesario para comenzar con la campaña y lanzaran una licitación por 4.000 cartuchos y 1.980 bengalas para reabastecerse.

El programa, que opera con 4 aeronaves Piper Cheyenne, respeta cada uno de los pasos de seguridad aeronáutica con estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional y la Administración Nacional de Aviación Civil, por los que las tripulaciones, además, están realizando programas anuales de entrenamiento.

Con el personal técnico, los 25 pilotos que operan los aviones y los dos pilotos de seguridad que guían en tierra, AEMSA cumple con todos los requisitos para prestar el servicio desde octubre. Con las dos aeronaves que ya están operativas.

Los Cheyenne están equipados para la tarea específica antigranizo, con dispositivos de lanzamiento de material pirotécnico, sistemas de control telemétrico, sistemas de disparo, equipos deshieladores y radar meteorológico integrado.

Los aviones tienen sus hangares en el Aeropuerto El Plumerillo en Mendoza y el Aeropuerto Santiago Germanó en San Rafael.




Comentarios