La aduana donó 300 celulares a Dirección General de Escuelas para que los entreguen a estudiantes que no cuenten con ningún dispositivo tecnológico para seguir las clases desde la casa.

A San Rafael la DGE destinó 50 aparatos, 15 irán a alumnos de Malargüe y otros 15 se repartirán en General Alvear.

Los teléfonos contarán con chips habilitados para trabajar en las plataformas educativas, a las que se accede sin necesidad de contar con datos, a través de la página www.mendoza.edu.ar

Se trata de una gestión iniciada por la DGE con la Aduana. La Secretaría General de Presidencia de la Nación dispuso esos dispositivos para el Gobierno de Mendoza y el Ejecutivo provincial los destinó a los estudiantes más vulnerables.

Los celulares comenzarán a entregarse a partir de la semana que viene y los destinatarios fueron seleccionados según las necesidades que detectaron los docentes y están en el sistema GEM.