Autoridades sanitarias del Ministerio de Salud brindaron un balance de la situación epidemiológica del departamento.


Autoridades sanitarias realizaron un balance sobre la situación epidemiológica en el Sur mendocino y en particular en San Rafael donde se desató la polémica por algunos casos que en principio fueron informados como positivos y con el paso de las horas se confirmó que eran negativos a Covid-19. Se trata de pacientes del sector de la Salud.

Según detalló el doctor Abel Freidemberg, coordinador del Ministerio de Salud para la región, desde el 15 de abril en el laboratorio de biología molecular que funciona en el hospital Schestakow se analizaron 2.240 determinaciones de las cuales 1.725 pertenecen al San Rafael. De ese total, 114 dieron positivo a coronavirus (o se incluyó dos pacientes que tienen domicilio en distritos sanrafelinos pero por una cuestión de cercanía están aislados en el hospital Enfermeros Argentinos de Alvear).

Además de Freidemberg participaron de la conferencia de prensa, el director del nosocomio sanrafelino José Muñoz y la gerente asistencial, Virginia Bravo. También legisladores y concejales radicales dieron su apoyo a los funcionarios.

Muñoz explicó que “los casos informados como positivos son positivos, existe una franja de corte donde hay varios tonos de grises, cuando se está más cerca del negro (significa) que es positivo” sino “se informa como no concluyente y a las 48 horas se realiza un nuevo hisopado”, detalló.

José Muñoz, director del hospital Schestakow.

Ese sería el caso del personal de la salud que generó confusión ya primero fue considerado como positivo y luego se descartó que hayan contraído el virus.

De todas formas, Muñoz dejó en claro que “la persona que haya tenido contacto estrecho con personas que dieron positivo a Covid-19 tiene que quedar aislada por 14 días”, por protocolo.

Sobre los focos infecciosos, las autoridades destacaron que hay seis núcleos. El primero y más amplio es el clúster vinculado al pastor, la enfermera y los contagios dentro de la comunidad religiosa. También hay dos clúster más que se desprenden del primero y tres que están en investigación.

Freidemberg también aclaró que “los casos positivos van variando” de acuerdo a la cantidad de determinaciones que se realizan según la cantidad “de casos sospechosos”.

Cada vez que se activa el protocolo por un caso sospechoso se busca el nexo epidemiológico que en muchos casos es muy difícil de determinar. De diez a quince muestras se pasó a determinar 90, no es casual porque nos hemos adecuado al protocolo”, sostuvo el funcionario de la cartera de Salud.




Comentarios