En medio de las restricciones vigentes por el coronavirus, la Justicia mendocina habilitó la vuelta de los juicios por jurados a la provincia y el primero se realizará el lunes próximo en San Rafael.

Los 12 ciudadanos del sur provincial que conformarán el tribunal popular se encargarán de juzgar a un policía que está acusado de matar con su arma reglamentaria a la esposa.

El lugar elegido es el Centro de Congresos y Exposiciones.

Será una especie de prueba piloto ya que desde la Justicia adelantaron que la modalidad por jurado se realizará en toda la provincia e incluirá un protocolo especial.

Deberá respetarse a rajatabla el distanciamiento social que rige para cualquier tipo de reunión permitida. Además de barbijos para todos y alcohol en gel, la estrategia es ubicar a los 12 integrantes del jurado y a los 4 suplentes, separados por biombos o taquibes transparentes y con una distancia de dos metros entre uno y otro.

Por otra parte, las salas no se habilitarán al público y los periodistas que deseen cubrir el juicio deberán hacerlo desde una sala distinta, a través de una pantalla.

También en la sala de deliberaciones del jurado se mantendrá el distanciamiento social, cuyo protocolo será controlado por personal de la Oficina de Gestión de Audiencias Penales (OGAP).

El año pasado se realizaron 13 juicios con jurado popular y para este año se habían programado 20 que aún están suspendidos por las restricciones que determinó la pandemia.

Fuente: Los Andes