Nicolás Freire, el futbolista que surgió de Bowen y actualmente milita en los Pumas de la UNAM en México, no se olvida de sus orígenes.

Nicolás encontró como a ayudar en este tiempo de coronavirus y​ envió dinero con el que construyeron lockers para el personal que trabaja en el centro de salud del distrito del este alvearense.

"Nicolás siempre está atento a las necesidades de nuestro distrito, permanentemente está abocado a ayudar a los chicos del fútbol y con esto del Covid-19, viendo lo que sucedía en Argentina, nos preguntó con qué podía ayudar. Nosotros le consultamos al delegado Hernán Climent y así fue como se decidió dar una ayuda al Centro de Salud", contó Mariel Gómez, madre del futbolista.

La decisión de Freire y el apoyo del municipio de General Alvear significó que el centro de salud cuente con nuevos lockers para el personal sanitario y la comuna apoyó la iniciativa entregando barbijos y camisolines.

Los padres de Nicolas Freire.

"Todo el dinero que ingresó para realizar esta ayuda quedó en Bowen ya que todos los materiales para la realización de los gabinetes se compraron acá. Todo eso es un orgullo enorme porque Nico siempre piensa en nuestro pueblo", dijo Omar Freire, padre de Nicolás.

"Había una necesidad por parte de los enfermeros porque faltaba un lugar para guardar las cosas, de ahí surgió la idea de realizar estos gabinetes que fueron entregados por la familia de Nicolás. Estamos más que agradecidos porque era algo que no podíamos conseguir", detalló el delegado municipal Hernán Climent.

Quien también agradeció este gesto fue el médico pediatra de Bowen Eduardo Noguerol.

El intendente Walther Marcolini y los padres de Nicolás en el centro de Salud.

"El Municipio nos entregó camisolines y barbijos. Estamos agradecidos y orgullosos de nosotros mismos, de nuestro Centro de Salud, porque en el caso de Nicolás, es gente que no está en Bowen pero recuerda nuestro lugar y nos donó los gabinetes, solo nos queda decirles muchas gracias", afirmó el profesional.