La estafa se realizó en General Alvear. Le hicieron creer al administrativo que llamaban de un banco por una promoción.


Esta vez una empresa conservera de General Alvear fue la víctima en una estafa telefónica.

Un empleado cayó en el cuento del tío y autorizo una operación por la que la firma perdió $450.000.

La estafa se habría concretado durante la jornada del lunes.

De acuerdo a la información policial, el empleado habría recibido un llamado telefónico supuestamente de un empleado del Banco Supervielle y le manifestaron que había una promoción por la cual “estaban haciendo descuentos de cheques”.

Para sumarse a la operatoria el hombre debía “pasarles un código que le iba a llegar a su celular”.

El administrativo siguió al pie de la letra las indicaciones y luego de unos minutos, al chequear el home banking observó que de los cheques no había noticias pero si que había brindado el código para autorizar una transferencia electrónica por $450.000, desde la cuenta de la firma.

La denuncia ingresó en la Comisaría 14 de General Alvear y es inició una causa por estafa.




Comentarios