Fueron dos procedimientos, uno en Malargüe y otro en San Rafael.


Durante el régimen de aislamiento obligatorio por la pandemia, el comercio mayorista y minorista puede permanecer abierto de 8 a 18 todos los días, sin embargo a un gendarme en actividad y un ex policía poco les importó la disposición y ambos fueron procesados por cometer la misma infracción: vender alcohol en horario nocturno.

Los procedimientos se llevaron a cabo el domingo por la noche, uno en Malargüe y otro en San Rafael y dentro de las medidas ordenadas por la justicia, el personal de la División Investigaciones incautó todas las bebidas que estaban a la venta.

En Malargüe los agentes iniciaron una mini investigación para comprobar la veracidad de algunos comentarios de vecinos que aseguraban que en una vivienda en calle Fortín Malargüe se vendía alimentos y alcohol en horario nocturno infringiendo así la disposición que rige por la emergencia sanitaria y el aislamiento obligatorio.

La vigilancia tuvo sus frutos. Alrededor de las 20:30 efectivos de Investigaciones detuvieron a un hombre que había comprado vino y cerveza segundos antes y luego procedieron a allanar la propiedad junto a la fiscal Andrea Lorente.

La sorpresa de los policías y la fiscal fue cuando descubrieron que el vendedor era un sargento de Gendarmería Nacional en actividad.

Según trascendió, desde que se decretó la emergencia sanitaria y comenzó la cuarentena, el gendarme fue licenciado para resguardarlo del coronavirus ya que integra los grupos de riesgo.

Al descubrir que el infractor era un oficial de Gendarmería le informaron al comandante principal Fernando Méndez, que está a cargo del escuadrón en Malargüe, para que tomara conocimiento del caso.

En el lugar secuestraron alrededor de 20 botellas de cerveza de un litro.

El segundo procedimiento por venta de alcohol fuera del horario establecido para el comercio en estos tiempos de cuarentena se concretó en San Rafael.

Alrededor de las 22, personal de Investigaciones de San Rafael y de Contraventores allanó un comercio en calle Maza de Pueblo Diamante en el que también comprobaron que estaban vendiendo alcohol por las noches.

Durante el procedimiento secuestraron varias botellas, cajas y latas de vino, cerveza y fernet.

Ambos infractores fueron procesados por una contravención y por violar la cuarentena.



Comentarios