Junto con su familia, la pequeña sanrafaelina golpea la puerta de cada uno de sus vecinos para que se sumen a la campaña solidaria.


En el año 2006 nació el Programa de Reciclado de Tapitas de Plástico de la Fundación Garrahan que busca obtener recursos económicos para apoyar el desarrollo del hospital infantil y ayudar al cuidado del medio ambiente. Con el correr de los años la práctica se fue extendiendo a lo largo y ancho de la Argentina y cada vez son más las personas que recolectan tapitas.

Esta propuesta llegó a los oídos de Juliana, en el sur de Mendoza, puntualmente en San Rafael. Decidió que quería ayudar y junto con su familia salió a recorrer el barrio pidiendo tapitas, ya juntó más de 600.

Juliana tiene como objetivo juntar la mayor cantidad de tapitas posibles y que sus vecinos se sumen a la movida y no tiren las tapitas a la basura sino que se las den a ella. Es que si bien se trata de una propuesta conocida, muchas personas se olvidan de que con este pequeño detalle pueden ayudar mucho.

En este sentido, desde la Termoplástica se sumaron a la cruzada de Juliana como centro receptor de las tapitas y todos los que quieran colaborar con las suyas pueden dejarlas en las oficinas de calle Braña 1638, informa el Diario de San Rafael. 




Comentarios