La Renault Kangoo quedó destruida. El hecho ocurrió en Salto de las Rosas


En cuestión de segundos lo que era una conversación en la calle con un amigo se transformó en la destrucción de un utilitario.

El incidente que terminó con una Renault Kangoo aplastada por una rama gigante ocurrió el domingo en la zona de Salto de las Rosas en San Rafael, frente a la feria de ropa, entre otros elementos, en calle Resero.

El propietario del utilitario, un hombre de 63 años, decidió estacionar bajó un inmenso árbol para aprovechar la sombra, descendió y se dispuso a charlar con un conocido.

Mientras dialogaban sin pensar en preocupaciones comenzaron a escuchar un ruido, era la plata que se resquebrajaba, y un segundo después un estruendo los dejó sin habla.

Cuando el hombre se dio vuelta para observar lo que ocurría y quedó atónito, una inmensa rama se había desprendido del árbol y cayó sobre el techo de la Kangoo.

Salvo la intervención de bomberos voluntarios para retirar el tronco, no hubo mucho más que hacer.




Comentarios