El hombre de 51 años trabajaba en el Cuerpo Médico Forense de San Rafael y hacía las veces de masoterapeuta en la casa.


Un masajista de 51 años que además trabajaba en el Cuerpo Médico Forense de San Rafael fue condenado por abuso.

Enrique Alejandro Fitt fue sentenciado por tocar las partes íntimas de sus pacientes a 3 años de prisión en suspenso en un juicio abreviado.

El empelado judicial que también ejercía como masoterapeuta admitió que durante la sesión de masajes se aprovechó de dos pacientes.

La condena fue en abril de este año, aunque recién salió a la luz por estos días, y es por el delito de abuso sexual simple.

Los casos ocurrieron el 23 de septiembre de 2014 y el 8 de julio de 2017, en la casa del acusado donde estaba el consultorio, según publicó el diario de San Rafael.

Una de las víctimas aseguró que acudió a Fitt como masajista por un caso de escoliosis y lordosis y durante la sesión el hombre le tocó sus partes íntimas con la mano y de forma oral.

La segunda mujer denunció que el empelado judicial le realizaba los masajes y en un momento también manoseó sus partes íntimas pero además dejó a la vista su miembro.

Tras la condena, en el Poder Judicial iniciaron el sumario para darlo de baja lo que se concretaría una vez que finalice la feria judicial.





Comentarios