Es un hombre de Buenos Aires y un brasilero. Colocaron dispositivos en los cajeros automáticos de tres bancos.


La policía logró atrapar a un dúo de estafadores que clonaban tarjetas de débito en los cajeros automáticos.

Un porteño de 63 años y un brasilero de 42 quedaron alojados en la tarde noche del martes en los calabozos de la comisaría 32.

La policía incautó clonadores que estaban colocados en los cajeros de tres bancos distintos en San Rafael. Además secuestraron dinero en efectivo producto de 10 extracciones que habían realizado por medio del robo de las claves.

El caso fue descubierto por medio de un llamado telefónico desde el centro de monitoreo de la casa central del banco Macro en Buenos Aires.

El operador observó movimientos extraños en la sucursal sanrafaelina en Chile y Comandante Salas en el sector de los cajeros automáticos Cuando los efectivos policiales llegaron a la sucursal verificaron los cajeros y detectaron en una ranura el lector de datos y en el tablero un dispositivo con cámaras para obtener datos y la clave personal de los clientes.

La misma situación fue detectada luego en los cajeros del banco Supervielle y Patagonia.

Después de retirar todos los clonadores y las cámaras comenzaron a rastrear la zona y con las imágenes de las cámaras de seguridad que aportó el centro de monitoreo del banco Macro, dieron con el primero de los timadores y minutos más tarde el cómplice.

Durante el allanamiento al hotel donde se hospedaban dieron con el automóvil en que viajaban, un Toyota Corolla y escondido dentro dinero en efectivo y comprobantes de 10 extracciones realizadas en distintas entidades bancarias.

El vehículo, que también fue secuestrado, está registrado a nombre de la esposa de uno de los detenidos.






Comentarios