Una jubilada de Merlo fue estafada con la modalidad del “cuento del tío”. La víctima fue una señora de 85 años que le entregó a un hombre una suma superior a los 11 millones de pesos, que eran los ahorros de toda su vida.

// Mira también Guadalupe: suman 3 fiscales federales para investigar el caso

San Ignacio: nuevamente, regresaron las estafas telefónicas

La nieta de la damnificada contó que su abuela fue contactada por teléfono por una persona que se hizo pasar por la hija. Esta chica le contó que estaba en el Banco Nación y que en breve iba a dirigirse a su casa un empleado de la entidad para buscar los dólares que tenía porque los billetes, supuestamente, iban a dejar de circular.

El hombre, efectivamente, se presentó y le manifestó a la señora que era el contador del banco. Dijo que venía de parte de la presunta hija a retirar el dinero y la mujer, sin sospechar, lo hizo pasar y le entregó “todos los ahorros de su vida”, según relató la nieta a El Corredor.

Cuando el sujeto, alto y calvo en la coronilla, se retiró, la abuela vio a lo lejos cómo perdía uno de los fajos de dólares. Fue ahí cuando comenzó a dudar e inmediatamente llamó a su hija para comentarle lo sucedido. En ese momento ambas se dieron cuenta de que habían sido víctimas de una estafa.

La comisaria Escobar de la localidad de Merlo comentó que “este tipo de maniobras desgraciadamente son frecuentes en nuestra localidad y ya hemos recibido otras denuncias donde las personas que concretan el retiro del dinero no coinciden en su descripción”.

La jefa de la Comisaría 26ª pidió a las personas mayores que no den sus datos personales, ni números de cuentas o CBU a personas desconocidas, ni tampoco les brinden información que puedan usar en su contra.

También cabe aclarar que las entidades bancarias no llaman a sus clientes, ni hacen trámites fuera de las sucursales. Mucho menos, ofrecen el servicio de retiro de dinero de los domicilios.

// Mira también 10 atletas puntanos compiten este fin de semana en el Nacional U-23