“En el lugar se desarrollaba una fiesta. Nos entrevistamos con un joven de 18 años quien manifestó que la propiedad era de sus abuelos. Identificamos a 32 personas mayores de edad y a 14 adolescentes, que se encontraban en la casa”, detalló el parte policial acerca del procedimiento realizado en un domicilio de calle América al 1100.

Fueron 46 personas demoradas que fueron trasladadas a la Seccional Quinta, donde se iniciaron actuaciones por infracción al Artículo 205 del Código Penal Argentino.

Al joven propietario de la casa se le averiguan sus antecedentes y medios de vida. En tanto que, los menores fueron puestos a resguardo por efectivos de la Comisaría de Atención a la Niñez, Adolescencia y Familia.