Este domingo una mujer fue detenida por la Policía de San Luis en la villa turística de Merlo, momentos después de haber robado un auto utilizando un inhibidor de alarmas.

La mujer de 32 años fue detenida cuando vecinos de la localidad dieron avisó a la Policía que se había producido un robo en un vehículo en la calle Tissera.

“Comerciantes del lugar vieron a la mujer, nos brindaron las características físicas y de inmediato se montó un operativo”, detalló el personal de la Unidad Regional 3 a través de Relaciones Policiales. La mujer está acusada de perpetrar al menos 3 robos iguales.

Al revisar las cámaras de seguridad, la Policía pudo ver a la imputada ingresaba a los autos utilizando un inhibidor de alarma. Para concretar el robo era ayudada por otra mujer que le servía de campana, y que todavía no está detenida.

La mujer fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción Penal del Departamento Junín y trasladada a la Alcaidía de la Unidad Regional III de Concarán.

En la indagatoria, la mujer se negó a declarar y su abogado pidió la liberación al considerar que su defendida cometió un “ilícito excarcelable”. Sin embargo, el juez Pinto rechazó ese pedido y procesó a la acusada con prisión preventiva y ordenó su traslado a la cárcel.