La Policía de Tránsito Municipal continúa trabajando en el Operativo Verano que lanzó la Comuna de Villa Mercedes en el inicio de la temporada y está en alerta por el notable aumento de casos de alcoholemias positivas que detecta a plena luz del día.

Hasta este martes labraron más de 20 actuaciones a conductores que circulaban ebrios, uno de ellos con un máximo de 5,30 de graduación. Para los infractores, las multas van desde los $30.000 a los $120.000.

“Esto se da tanto a la mañana como a la siesta y a la tarde, y nos sorprende. Nosotros venimos lidiando con este flagelo desde que empezó la pandemia y se ha incrementado un poco debido a la época del año y los calores. Descartamos el mito de que solo beben por la noche y los fines de semana; este lunes hicimos cuatro sanciones”, comentó Daniel Bravo, a cargo de la fuerza local.

Test de alcoholemia (Foto: Archivo)

Además, aseguró que últimamente los infractores no son solo hombres, como es habitual, sino que el consumo se está dando en un gran porcentaje en mujeres. “Hace dos meses que notamos este incremento y mayormente se da en un rango etario que oscila los 30 años. Consultamos con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y lamentablemente batimos un récord por los gramos por litro de sangre que arrojó una de las personas. Realmente estaba en un coma alcohólico”, admitió.

Según el código del Tribunal Municipal de Faltas, de acuerdo a la última actualización de los montos, la unidad de multa cuesta 30 pesos y las infracciones por manejar en estado de ebriedad parten de las 1.000 hasta las 4.000. Es decir que deberán abonar de $30.000 a $120.000, según cómo lo establezca el organismo. Del mismo modo, serán inhabilitados para conducir por un mínimo de dos meses y un máximo de dos años.