Daniel Flores, el abogado defensor de Reynaldo Heraldo Clavero, uno de los 4 policías investigados por la muerte de Florencia Magalí Morales, insiste en que el hecho no se trató de un asesinato. Resaltó que a su defendido se lo está acusando en vano y que “se ha tirado por el piso que haya ocurrido un femicidio”.

// Mira también Alerta por fuertes tormentas para este martes por la noche

Magalí Morales, según pericias que se dieron a conocer hace un par de semanas, fue estrangulada en una celda de la Comisaría 25ª de Santa Rosa del Conlara, el 5 de abril de 2020. Peritos habían confirmado en su informe que la mujer de 39 años, no se había quitado la vida, sino que la habían ahorcado.

Magalí Morales

Tras conocerse esas conclusiones, Calderón Salomón y Putelli, los abogados de la familia de Magalí solicitaron que los 4 policías investigados por el hecho, María Eugenia Argüello, Johana Paola Torres, Marcos Dionisio Ontiveros y Reynaldo Heraldo Clavero, fueran nuevamente indagados por “femicidio”.

Al respecto, el abogado defensor indicó que “hay una sola pericia de parte que fue ingresada al expediente últimamente” y que la misma “nunca fue ordenada en el marco del proceso”.

Y añadió: “Es una conclusión personal que hizo un médico de parte al que le han pagado para que la realice y los abogados le dieron a ese resultado un marco de pericia. Sobre el proceso han pasado 28 peritos de distintas índoles de los cuales solo uno, que también era de parte, dio como conclusión que no podía determinar la causa de muerte”.

“Si hubiera otros indicios o alguna duda en la investigación (comparto) que llamen a una indagatoria a los imputados por homicidio simple o lo que sea, pero están hablando de femicidio, cuando está totalmente comprobado que hubo dos efectivos femeninos abocadas a la custodia de Magalí Morales, por lo que no cabría esa figura”, planteó el letrado.

A su vez, Flores comentó que el hombre que estaba detenido en la celda de al lado había dicho que “nunca escuchó nada que se compare a un atropello o a un asesinato”.

// Mira también Comienza la vacunación de niños de 3 a 11 años en San Luis

Por último, aseguró que su defendido, de acuerdo a su función de conductor de la comisaría, “no guarda en lo más mínimo relación con algún delito”. “Él siempre dio las órdenes y quien las acató y las ejecutó fue el jefe de guardia, Ontiveros. Respecto a su función, como marca la carta orgánica y los reglamentos internos policiales, Clavero actuó al pie de la letra”.