A pocos días de que se cumpla un mes desde que el gobierno puntano pusiera nuevas restricciones por el aumento de casos de coronavirus, los dueños de gimnasios decidieron demandar al gobierno de Alberto Rodríguez Saá.

// Mirá también: Los contagios en San Luis siguen aumentando y el sistema de salud está cada vez peor

Tras varios reclamos, optaron por demandar al gobierno de Rodríguez Saá bajo el fundamento de “violenta artículos de la Constitución Nacional y la provincial”.

Son 40 los gimnasios que tuvieron que cerrar sus puertas tras las restricciones que impuso el gobierno.

El 9 de abril redujeron la capacidad al 30% y el 17 del mismo mes fueron obligados a cerrar completamente. Días mas tarde redactaron una carta para que el gobierno evalúe las medidas y los considere cómo rubro comercial, pero no tuvieron respuesta alguna.

// Mirá también: Los gimnasios siguen cerrados en San Luis y aumenta el malestar

La abogada que representa a la entidad, Carolina Díaz, aclaró que no se trata de un amparo y como es en contra del Ejecutivo deberá resolver el Superior Tribunal de Justicia.