Pascual Celdrán, abogado del acusado, presentó un certificado médico y faltó a los alegatos. El veredicto tardará en conocerse.


Este martes, en los tribunales villamercedinos, iban a ser los alegatos por el femicidio de Tamara Olguín, la joven de 16 años y embarazada de cuatro meses que murió ejecutada de un disparo en la cabeza por su novio Kevin Samuel Avallay, el 21 de marzo de 2017. El caso estremeció a todo el país.

Juicio contra Kevin Samuel Avallay. Foto: El Diario de la República.

El veredicto se postergará nuevamente ya que la semana pasada, su abogado defensor, Pascual Celdrán pidió que le realizaran una nueva pericia al arma homicida (para saber si podría haberse disparado por accidente) y este martes faltó y presentó un certificado médico. El otro defensor, Valentín Rivadera, explicó que no podía alegar ya que se incorporó a la causa recientemente.

Sin embargo, el fiscal de Cámara Néstor Lucero y el abogado de la familia de la víctima, Flavio Ávila, pidieron prisión perpetua para Kevin Samuel Avallay y solicitaron que sea condenado por el delito de femicidio, informó El Diario de la República.

Juicio contra Kevin Samuel Avallay. Foto: El Diario de la República.

El 16 de abril, tras la declaración de un perito balístico que dejó entrever la posibilidad de que un arma pueda dispararse por accidente o por una falla, Celdrán pidió que hicieran una nueva pericia sobre el arma homicida.

Los jueces Sebastián Cadelago Filippi –presidente de la Cámara– Virna Milena Eguinoa y Hernán Herrera le negaron la petición.

La defensa de Avallay quiere demostrar que Olguín murió producto de un accidente.

Juicio contra Kevin Samuel Avallay. Foto: El Diario de la República.

Por su parte, las juezas Daniela Estrada, Teresa Maletto y Nazarena Chada rechazaron la recusación de sus colegas y “ordenaron exhortar a Celdrán para que se abstenga de plantear articulaciones meramente dilatorias”, informó la oficina de prensa del Poder Judicial, aunque sucedió otra vez.






Comentarios