Todas las personas comprendidas como factor de riesgo podrán acercarse a recibir la inyección de manera gratuita.


A partir del lunes 22 de abril comenzó en San Luis la campaña antigripal 2019 con la distribución de 25 mil dosis para los nueve departamentos de la provincia. Todas las personas comprendidas como factor de riesgo podrán acercarse a recibir la inyección en cualquier vacunatorio, centro de salud u hospital. 

Rodrigo Verdugo, jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, aseguró: “Vamos a ir reponiendo las dosis que se vayan consumiendo. Lo ideal es que la gente reciba la vacuna antes del invierno, aunque la campaña durará todo el año”.

Las primeras dosis serán repartidas en los departamentos Pueyrredón, Pedernera y San Martín; el martes le tocará a los departamentos Belgrano y Junín; el miércoles en Ayacucho; el jueves en Pringles y Chacabuco; y el viernes cerrará en Dupuy.

Según informó ANSL al día siguiente de que llegan a cada vacunatorio, todas las personas comprendidas como factor de riesgo podrán acercarse a recibir la dosis.

Con la vacunación se refuerza el sistema inmune y previene, sobre todo a los grupos de riesgo, la forma grave de la enfermedad, en éste caso de la gripe. “Es decir, disminuimos el número de internaciones y de mortandad”, explicó Verdugo.

¿Quienes deben vacunarse?

Cabe recordar que las vacunas son gratuitas y obligatorias para los grupos de riesgo los mayores de 65 años, los niños entre 6 meses y 2 años, las embarazadas y puérperas, el personal de Salud, y las personas con índice de masa corporal mayor a 40.

Aquellas personas entre los 2 y 64 años y que tengan alguno de los siguientes factores de riesgo, necesitan orden médica para concurrir a recibir la dosis.

Enfermedades respiratorias

  • a) Crónica: hernia diafragmática, enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC], enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bronquiectasias, fibrosis quística, etc.).
  • b) Asma moderada y grave.

 

Enfermedades cardíacas

  • a) Insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatías.
  • b) Cardiopatías congénitas.

 

Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológica)

  • a) Infección por VIH.
  • b) Utilización de medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis (mayor a 2 mg/kg/día de metilprednisona o más de 20 mg/ día o su equivalente por más de 14 días).
  • c) Inmunodeficiencia congénita.
  • d) Asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica).
  • e) Desnutrición grave.

Pacientes oncohematológicos y trasplantados

  • a) Tumor de órgano sólido en tratamiento.
  • b) Enfermedad oncohematológica, hasta seis meses posteriores a la remisión completa.
  • c) Trasplantados de órganos sólidos o precursores hematopoyéticos Otros a) Diabéticos.
  • b) Personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses.
  • c) Retraso madurativo grave en menores de 18 años de edad.
  • d) Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
  • e) Tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años.
  • f) Convivientes de enfermos oncohematológicos.
  • g) Convivientes de prematuros menores de 1.500 g grave en menores de 18 años de edad.
  • d) Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
  • e) Tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años.
  • f) Convivientes de enfermos oncohematológicos.
  • g) Convivientes de prematuros menores de 1.500 g.




Comentarios