El lunes a la mañana una mujer circulaba tranquilamente por calle Córdoba, de la ciudad de Villa Mercedes en San Luis, y al llegar a la esquina de San Martín un tramo del asfalto se hundió y quedó enterrada con su auto. Se llevó un susto tremendo.

La calle se hundió y su auto quedó atrapado.

Laura Mountford es odontóloga e iba hacia su consultorio cuando el asfalto cedió y la rueda delantera derecha quedó atascada en el pozo. Ella contó que el impacto le provocó graves daños a su vehículo y que gracias a la ayuda de un motociclista lograron sacarlo de ahí y llevarlo al mecánico porque el motor estaba perdiendo líquido.

El Diario de la República asegura que intentó comunicarse con la Municipalidad y Obras Sanitarias de Villa Mercedes para saber el motivo del derrumbe, pero no tuvo ninguna respuesta.

La mujer relató que: "Antes de llegar a la esquina empiezo a frenar para dar el paso a los coches que venían, hasta que en un momento siento un golpe y el auto se cayó del lado del acompañante. El susto fue tremendo, pero hasta que no me bajé no supe qué había pasado" y aseguró que: "Cuando pasé no había ninguna señalización y la calle estaba sana, de repente fue que se derrumbó todo".

La calle se hundió y su auto quedó atrapado.

La rueda delantera derecha del Renault Clío quedó atrapada en el pozo y la otra parte del vehículo se elevó en el aire. "Cuando escuché el ruido y salí a ver creí que se le había pinchado o salido la rueda, pero al acercarme vi lo que pasó", lamentó Silverio Sombra, mientras se agarraba la cabeza, y agregó: "Menos mal que el daño fue solo material y no pasó una desgracia".

Jesús Casas, otro vecino que estaba en el lugar, contó que los encargados de tránsito y la policía se acercaron rápido para cortar el paso vehicular y asistir a la mujer. "Fue todo en unos minutos, pero gracias a Dios no pasó nada. Igualmente la Municipalidad debería estar más atenta a este tipo de cosas", manifestó.

"La ciudad está cada vez más destruida, no hay ninguna calle que esté sana. Ahora espero que lo arreglen rápido o que pongan un cartel como la gente, porque así se va a volver a caer otro auto o una moto", comentó Gloria Juárez, una motociclista que pasaba por la zona afectada.

Mountford, la propietaria del vehículo que quedó atorado, expresó que los funcionarios de Tránsito se acercaron y le pidieron el teléfono para comunicarse. "Me dijeron que lleve el auto al mecánico porque estaba perdiendo líquido, y después me llamaron para decirme que vaya a la oficina de Asesoría Letrada con unos papeles que tengo que presentar", confesó.