Los 28 estilistas puntanos concretaron más de 400 jornadas de trabajo.


La Brigada de Peluquería puntana, que depende del Plan Solidario estatal, comenzó sus actividades en mayo del año pasado y concretó 4.567 cortes de pelo gratuitos para todos los chicos que asisten a los merenderos de San Luis, Villa Mercedes y La Punta.

El grupo solidario está compuesto por 28 peluqueros, que han realizado hasta el martes 5 de febrero 404 jornadas divididas en tres días por semana: martes, jueves y sábados. Además de asistir a los merenderos y cortarle el pelo a quienes asisten ahí, hicieron otras visitas eventuales en parajes del Departamento Belgrano, algunas localidades del interior como Concarán y en los recorridos del equipo “San Luis en tu pueblo”, que organizó el Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto.

Brigada de Peluquería de San Luis. Foto: El Diario de la República.

Juan Campos, quien está a cargo de las oficina que coordina a los merenderos, junto a Joaquín Sopeña, confesó a El Diario de la República que el objetivo es: “Llegar con acciones directas a los chicos que participan de los merenderos, porque los profesionales que participan de la brigada son todos integrantes del Plan Solidario; con el objetivo final de conseguir su inclusión social”.

Si bien todos los jefes de merendero les preparan una serie de actividades, el día de la brigada está pensado para que los chicos lo disfruten de otra manera. Y también lo pensamos como una ayuda económica, porque si bien recorremos todos los de la ciudad, en los barrios periféricos las familias son más numerosas y con lo que cuesta hoy cortarse el pelo, a muchas de ellas se les hace casi imposible ir a la peluquería. Por eso lo hacen una sola vez en el año, cuando pueden. Si hacemos la cuenta, por cada familia que logra que sus chicos se corten el pelo en el merendero, se ahorran entre 600 o 700 pesos”, explicó el funcionario y aseguró que muchos padres y madres le comentaron que ellos se los cortan.

Otro detalle que pueden controlar con la visita de los estilistas es detectar la aparición de pediculosis en los chicos: “Justamente los profesionales llevan también los productos necesarios para repeler los piojos y les enseñan a que se cuiden de ellos”.

Si bien el servicio está focalizado en los niños y adolescentes, Campos señaló que “a los adultos mayores que integran algunas familias y que participan de los merenderos, también les ofrecemos si quieren cortarse. Y cada tanto algunos padres también piden si les podemos cortar el pelo y por supuesto que accedemos”.

Brigada de Peluquería de San Luis. Foto: El Diario de la República.

Campos explicó que al principio les cuesta acceder al cambio pero que: “Les encanta porque los varones ahora usan el pelo bien corto como los jugadores de fútbol y los cantantes de la música que ellos escuchan. Y a las nenas, que quizás no les gusta usar tanto el pelo corto, sí quieren que les hagan algún peinado especial”.

Es así que al sentirse identificados con sus ídolos “se consigue el objetivo de que sientan que ellos también pueden acceder y esta acción se confirma cuando termina el corte y ven el cambio en el espejo. La cara de felicidad que tienen es muy gratificante para los chicos y chicas que hacen los cortes. Y lo mismo pasa con los padres, primero porque los ven felices y segundo porque se ahorran ese gasto que hoy es muy difícil de pagar”. Y destacó que en algunos merenderos han ido más de una vez y varios chicos ya obtuvieron dos cortes en menos de un año.

El funcionario aseguró que los peluqueros están felices “porque pueden desarrollar la actividad que les gusta y para la que se prepararon. Concretan un trabajo solidario que para ellos es muy gratificante, a tal punto que en sus redes sociales suben todas las fotos de los cortes que les hacen a los chicos de los merenderos para promocionar su trabajo”.

Otro equipo que participa junto a los peluqueros es la Brigada de Arte, “que también está conformada por beneficiarios del Plan pero en este caso son maestras jardineras o personas que se dedican a la educación en general o primaria y aquellos que tienen experiencia en didáctica, juegos y arte para niños, niñas y adolescentes. En este caso les enseñan técnicas de maquillaje artístico, dibujo, collage, deportes y actividades lúdicas donde también pueden aprender alguna técnica relacionada con el arte”.






Comentarios