La cifra es en relación al año pasado. Sin embargo, hubo también 1.020 uniones.


Para San Luis el 2018 fue un año de crisis en lo que respecta al amor, ya que en relación al 2017 hubo un incremento del 20% en divorcios. Sin embargo, unas 1.020 parejas se colocaron las alianzas y otras 1.550 dijeron que sí a la unión civil.

“Tenemos hasta el momento 580 divorcios registrados, en toda la provincia, en el Registro Civil. El año pasado fueron 477. Este número siempre se va modificando porque puede salir la sentencia del juzgado o debido a que no se inscriben en el Registro”, dijo David Contrera, director del Registro Civil de la provincia a El Diario de la República.

Con respecto al modo en el que se tramitan las separaciones explicó: “Nuestra función es recibir la copia de la sentencia, el pago del sellado de $210 e inscribir en el acta de matrimonio, en una nota marginal, el divorcio”.

Los primeros meses de 2018 hasta mayo, tomaron la decisión de terminar con “el amor para toda la vida” unas 300 parejas, luego hasta octubre se sumaron 121 y en los últimos dos meses del año lo hicieron 159 más.

Parece ser que luego de las reformas del 2015 del Código Civil y Comercial Argentino se flexibilizaron las causas de divorcio, por ende el trámite comenzó a ser más ágil y el aumento de las cifras se comenzó a notar.

Desde ese año, solo es necesaria una decisión. No se requieren plazos mínimos, ni dar explicaciones, ni siquiera la conformidad de la otra persona. Solo hay que presentarse delante de un juez, con un abogado, pedir el divorcio y si tienen en común hijos o bienes hacer una propuesta sobre cómo van a organizar las cuestiones relacionadas a la vivienda, la distribución de bienes, las posibles compensaciones económicas, los hijos, el cuidado, los alimentos, entre otras. Esta presentación ninguna pareja la podrá esquivar porque es obligatoria.

Sin embargo otras parejas apostaron al amor, es así que unas 1.020 parejas se colocaron las alianzas de casamiento y apostaron al amor, 477 fueron en capital, 313 en Villa Mercedes, 61 en Merlo y los demás dentro del interior de la provincia. Pero no todo quedó ahí, también hubo otras 1.550 que dieron el Sí y firmaron la unión civil.

Contrera explicó que cada año hay más uniones civiles que casamientos porque el trámite es más sencillo, solo se necesita presentar el DNI de las dos personas, copia de los DNI de los testigos que además aseguren los dos años de convivencia y pagar un sellado de $490.

Lamentablemente la crisis económica no solo afecta a los bolsillos del diario vivir, sino también al amor de pareja, así lo afirmó la psicoterapeuta Elena Toranzo que explicó que “la cuestión económica afecta fuertemente en las parejas porque genera mucha insatisfacción, y si ya la parte afectiva está mal, todo se tiñe. Se van sumando desencadenantes hasta llegar al divorcio. Antes una pareja era una unión, se luchaba en las buenas y en las malas. Ahora la tendencia es no soportar la frustración”.

También resaltó que muchas uniones antes de dar un paso al costado tratan de salvar la pareja, asisten a una terapia que es muy breve, pero luego cada uno arregla sus problemas en casa. Durante la sesión solo se ve que aspecto del otro genera conflicto.

“Esto sucede principalmente con las personas que tienen más de 40, a los jóvenes no les importa casarse, hacer una gran fiesta y a los días separarse. Ellos no lo ven como un problema. Además hoy en día es más fácil porque hay múltiples estructuras familiares”, especificó la psicoterapeuta. También explicó que un elemento central en el aumento de los divorcios es que muchos de esas parejas son nietos de abuelos divorciados, no lo viven de manera traumática, sino que forma parte de una elección dentro de la familia. Sumado a que ahora la presión social disminuyó porque hay otros valores.

Todo indica que en estos tiempos las parejas no soportan aceptar la frustración y la ley hace que los trámites sean más fáciles.

Una tendencia que se repite según una nota de La Nación, este año aumentaron un 41 por ciento los divorcios en la ciudad de Buenos Aires.

Parece ser que las cosas relacionadas al amor venían mal desde antes en el 2016 unas 5.815 parejas se divorciaron y en el 2017, según el último balance disponible hasta el momento, se separaron 8.217. En este mismo año, como consecuencia del nuevo régimen, se registró el mayor pico de divorcios en la cuidad después de 1988.

Lo curioso es que el 40 por ciento de los divorcios que se tramitaron el año pasado corresponden a uniones sentimentales que llevan más de 20 años juntos.

Este grupo no solo fue el que más creció, sino que también fue uno de los números más altos con respecto al año anterior. Un 30 por ciento son parejas que llevan entre 10 y 20 años juntos, luego la estadística sigue con parejas de cinco a diez años de casados en un 17 por ciento. Y solo el 13 por ciento son aquellos que terminan la relación antes de llegar a los cinco años.






Comentarios