Quieren disponer de un análisis que les permita estar con sus familias sin tener que esperar tanto tiempo.


También proponen que obteniéndose un resultado más rápido, los camioneros con un “negativo” podrían permanecer en sus casas “sin tener que esperar por varios días” en los centros de carga y descarga, cuyos lugares están en el epicentro de los cuestionamientos.

Los camioneros reiteraron el último jueves que “nada cambió” en el Autódromo “Rosendo Hernández”, y en la ZAL de Villa Mercedes. Esos son dos de los lugares designados para que el transporte descargue mercadería que tiene como destino diferentes puntos de San Luis. “No hay nada, no tenés para comer, ni agua caliente y mucho menos para bañarte”, reprocharon durante la movilización del pasado jueves donde toda la jornada hicieron cortes en las dos manos de la ruta, frente a la fábrica Bagley.

Ese día los autoconvocados (camioneros y propietarios de transportes grande y chicos) le pidieron al Gobierno que imite una de las acciones que llevan adelante otras provincias: que autorice test rápidos y PCR gratuitos para los camioneros. Expresaron que no pueden hacer frente a los costos de los análisis que hoy alcanzan los $6 mil.

Pero más allá de eso pusieron sobre la mesa el tiempo de espera y los lugares donde deben aguardar. Cuando un camionero llega debe esperar en el centro de descarga hasta que se conozca si tiene o no tiene coronavirus. “A veces suelen pasar hasta cuatro días para volver a nuestras casas. Con los test rápidos, podríamos ir si nos da negativo”, volvió a decir este miércoles, Darío Becher, un transportista villamercedino.




Comentarios