Deberá realizar una cuarentena y un análisis de COVID-19.


Monseñor Gabriel Barba, arribó a la capital para incorporarse a la Diócesis puntana. En el recorrido por la Autopista de las Serranías, desde que pisó suelo sanluiseño fue escoltado por feligreses y por una caravana de la Policía Federal que lo encapsuló hasta que descendió del vehículo, que él mismo condujo.

Tanto en su paso por Justo Daract como por Villa Mercedes, Fraga y otras localidades de la ex ruta 7, fue saludado por fieles que lo aclamaban con pancartas, globos, banderas argentinas y blancas y amarillas. Algunos se sumaron con sus vehículos a la caravana.

En Villa Mercedes hizo un parate en el camino y, por medio de un megáfono, expresó: “La verdad es que es muy emocionante ser recibido así. Tenía muchas ganas de estar acá y cada día parecía que había algún obstáculo nuevo, pero bueno, ya pasaron y me puedo dar el lujo de estar acá”.

Monseñor Gabriel Barba, de 56 años, se desempeñaba en la diócesis de Gregorio de Laferrere, y será el séptimo obispo de la Diócesis de San Luis, creada en 1934 por el Papa Pío XI.


En esta nota:

San Luis Religión Otras


Comentarios