Gustavo Fabián Mora y Daniela Fernández desde el año pasado tienen problemas con la facturación de la luz, ellos aseguran que se debe a que les entregaron su casa social, en el barrio 32 Viviendas de la Villa de Merlo en San Luis, con los medidores invertidos. En el mes de julio recibieron la boleta de Edesal con un monto de 19.500 pesos. 

Medidor de luz de la familia puntana. Foto: La Posta.

La familia merlina está cansada de tener que reclamar cada vez que reciben la boleta de luz. Su casa tiene dos habitaciones pero les llegan facturas con valores y montos desorbitantes, que claramente no pueden abonar porque Fernanda trabaja en el Plan de Inclusión y Gustavo se dedica a la construcción.

La familia aseguró a Radio Nacional San Luis que primero le llegaron boletas por $19.500, después de $10.500 y luego por $9.500.

Tras los reclamos realizados en la Comisión de Energía Eléctrica llegaron a una acuerdo; pero ahora, otra vez la familia se desayunó con la impagable cifra en la facturación.