No hay dudas que el alcance del fenómeno L-Gante no se detiene. Después de convertirse en viral por rapear el abecedario para los más chicos, ahora un docente utilizó sus ritmos para enseñar matemáticas en una escuela de la provincia de San Juan. Se trata de Leandro Iribarren, un profesional de educación especial que, con gorra y lentes, recreó al cantante urbano para dar una clase virtual.

//Mirá también: Vairo, el bebé sanjuanino que nació en plena vía pública

“En realidad fue un juego. Realmente este año y el año anterior fueron de mucha inventiva, de resignificación de las cosas para nosotros, los docentes. Grabar videos de estos es para llegar a los chicos”, comentó de antemano el docente a Telesol Diario.

Iribarren explicó que el video que compartió con sus alumnos y luego fue viral fue más “un juego” y no con una “aplicación formal”. “Tuve que hacer el año pasado, que fue todo virtual, varios videos explicando, cantando una canción o disfrazado muchas veces por cierta situación. A todos los docentes en general nos ha tocado”, agregó.

Los videos se convirtieron en una herramienta directa y quizás fácil para llegar a los alumnos en medio de la pandemia de coronavirus. Se transformó en la alternativa favorita del sector educativo, sobre todo, ante la no presencialidad. “No estábamos preparados para la bimodalidad, fue muy repentino, se tuvo que hacer de esta manera. “Trabajo con chicos con capacidades especiales, principalmente que padecen autismo, comunicarte con ellos de forma online es muy difícil. Es muy difícil que un chico esté frente a la pantalla y atendiendo una explicación”, señaló.

//Mirá también: Una persona de San Juan entre las primeras en recibir el DNI no binario

El docente aprovechó para analizar el sistema educativo en tiempos de pandemia. “Si uno hace una mirada hacia atrás, la escuela en 40 años básicamente no ha modificado mucho. No se han aplicado las tecnologías de lleno en las escuelas, la inmediatez, el celular, computadoras. Es muy poco lo que se ha aplicado, la pandemia nos abrió a todo esto y tuvimos que hacer todo de repente”, cerró.