Un acontecimiento importante para la salud y la medicina de San Juan se llevó a cabo en el Hospital Guillermo Rawson hace algunas semanas. Se trata de la segunda cirugía de colocación de implante de conducción ósea, a cargo de la Dra. Ana Victoria Conti con la tutoría del Dr. Mario Zernotti. La paciente fue una joven de 21 años que nació con Síndrome de Goldenhar, condición que le impedía escuchar a través de uno de sus oídos.

De esta manera, el implante colocado MED-EL le permitirá escuchar a la joven de forma simulada a través de su oído sano. Según explicó la doctora, la paciente tuvo que esperar mucho tiempo para poder realizarse el procedimiento. Una de las situaciones que ilusionaba a la joven es que iba a ser una médica mujer la que iba a poder ayudarla y comprenderla desde otro lugar. Zernotti, quien acompañó a Conti, es jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Sanatorio Allende de Córdoba.

Para Conti, “el poder realizar una operación de este tipo es uno de los máximos logros a los que un profesional dedicado a la otorrinolaringología puede aspirar, poder trabajar para brindarle audición a un paciente”, a lo que agregó: “En mi recorrido como profesional he tenido que atravesar muchas trabas por ser una joven doctora de 33 años que realiza sus tareas en la periferia de la provincia de San Juan, por lo que este logro me trae una doble satisfacción. Es muy gratificante haber ayudado no solo a la paciente, sino a toda su familia que estaba muy ilusionada con que este día llegaría y ella podría escuchar gracias al implante”.

“Todo salió tal como se esperaba y tanto la paciente como su familia están muy ansiosos de vivir ese primer momento. Esta cirugía cambiará abismalmente la calidad de vida de la paciente. Es un antes y un después a partir de esto”, concluyó la doctora. Lo que resta ahora es hacer el encendido del sistema auditivo, donde se colocará la parte externa del implante, llamada procesador de audio, que permitirá que el sonido comience a transmitirse.