En un juicio abreviado, el sujeto que el lunes pasado atropelló y mató a un abuelo en el departamento Rivadavia fue condenado a dos años y seis meses de prisión condicional, además de ser inhabilitado para conducir cualquier vehículo por seis años. El hombre, identificado como Federico Omar Recabarren, recuperó la libertad automáticamente.

El lamentable episodio que se cobró la vida de Anselmo Jácamo Espinoza, un anciano de 87 años, sucedió en la esquina de San Luis y Comandante Cabot. El jubilado se disponía a cruzar la calle cuando fue violentamente embestido por el motociclista, quien terminó a unos 25 metros de donde fue el hecho. La víctima terminó en el Hospital con fractura expuesta de pierna derecha, TEC con herida cortante y politraumatismos graves. A las pocas horas su estado de salud empeoró y murió en el nosocomio.

El caso terminó en la Justicia. Los fiscales Iván Grassi, Cristian Gerarduzzi y Maximiliano Gerarduzzi mostraron pruebas contundentes contra el motociclista y apelaron a un acuerdo con el abogado defensor, Pablo Ávila. Según publicó Tiempo de San Juan, el juez terminó concediendo la pena pactada por las partes.

Cabe destacar que las imágenes que mostraron del momento justo en el que se produce el choque fueron claves para el juez. En la filmación se ve claramente la imprendencia del acusado al cruzar de carril. Por eso fiscalía caratuló esta causa como homicidio culposo agravado por maniobra imprudente con un vehículo motor.

Recabarren ya se encuentra en libertad, pero tendrá que cumplir reglas de conducta. No podrá manejar ningún vehículo motor por 6 años, aunque puede usar cualquier otro vehículo, como una bicicleta.