El calor y la humedad de los últimos días en San Juan permitieron que creciera la población del mosquito Aedes aegypti, el encargado de transmitir el dengue y otras enfermedades como la chikunguña, la fiebre de Zika y el Virus Mayaro. Es que, las lluvias aumentaron la humedad y con el calor se generaron las condiciones climáticas ideales para la proliferación de este insecto.

En este marco, desde el Gobierno de San Juan empezaron las tratativas para evitar desde ya que se produzca un rebrote de dengue en la provincia. De esta manera, las autoridades afianzan acciones coordinadas con los diferentes municipios. En diálogo con Radio Colón, la jefa de Control de Vectores, Liliana Salvá, indicó: “En este momento tenemos que decir que todavía no tenemos circulación viral, no tenemos casos autóctonos pero si ya estamos expuestos a tener un brote en cualquier momento debido a que la población de Aedes aegypti (mosquito) en la provincia es considerable. Ahora comenzaron las lluvias y vamos a ver mayor cantidad en la población del Aedes”.

Además, la funcionaria resaltó la importancia de la campaña de prevención en la comunidad. Para eso, apuntó a la toma de conciencia del peligro que representa la reproducción del mosquito. En ese sentido, solicitó a la población mantener los cuidados recomendados.

“En general tenemos contacto con todos los municipios a través del programa ‘Municipio saludable’ con el que se coordinó y articulan acciones (...) pero en algunos casos se pone más énfasis y en otros menos. Siempre el ejemplo que ponemos es Valle Fértil que viene trabajando desde 2015 y lo tienen muy aceitados, y hay otros municipios que han logrado comenzar y tomar conciencia de las medidas que se deben efectuar”, agregó, para luego concluir: “Hay que seguir insistiendo porque dejó de ser una enfermedad que veíamos a lo lejos para ahora pensarla en San Juan”.